Los audífonos – Aparatos de tecnología sofisticada.

Para dar una definición simplista, podríamos decir que los audífonos son  pequeños aparatos de tecnología sofisticada que procesan y amplifican los sonidos del entorno y los emiten de manera tal que puedan ser percibidos mejor por el usuario.  El objetivo es el de proveer la posibilidad de oír el habla y los sonidos ambientales a un nivel confortable.

Existen diferentes tipos de audífonos,  y la elección del más apropiado dependerá de factores tales como el tipo y grado de pérdida auditiva, la edad y necesidades del niño y de la familia en general. Pero no existe un tipo de audífono standard para cualquier dificultad auditiva. Los audífonos pueden generalmente reducir los efectos de las pérdidas auditivas. Pueden hacer que los sonidos suaves suenen más fuertes y que sea más fácil oírlos. Pero es importante tener presente que ni el audífono, ni ninguna otra prótesis, devuelve la audición normal. Aunque sí puede mermar los efectos derivados de la pérdida auditiva .

Aquello de que “me pitan” “oigo solo ruidos” los centros profesionales en audiología ya lo vemos como un hecho histórico. Los audífonos y los conocimientos en audiología han experimentado una evolución acorde a todos los avances tecnológicos que disfrutamos en la actualidad.

La valoración auditiva en niños y en adultos se basa en una serie de procesos de evaluación que a veces puede resultar complicada y necesariamente individualizada, no hay patrones estándar de pérdidas auditivas. Y mucho menos los moldes auditivos imprescindibles en más de 95% de casos.

En la evaluación no solo medimos la audición residual. Existen diferencias correctoras entre patologías a nivel de nervio o aquellas producidas por factores mecánicos de la audición. Hay otros factores importantes que contribuyen a una mala audición, como es la hiperacusia, lo que significa que determinados sonidos en algunas frecuencias puedan molestar más que a las personas que oyen bien. Acúfenos, ruidos constantes y permanentes de diferentes frecuencias que empeoran el nivel de vida de un rango de población muy importante. La inteligibilidad, factor determinante de los trastornos auditivos en la población de avanzada edad que no ha sido evaluada y no ha hecho uso de recursos auditivos de los audífonos. Deterioro cognitivo en población de edad avanzada. Y la prevención de las causas que alteran la vida social de las personas y que pueden ocasionar dificultades psicológicas.

Dependiendo de cuál es el nivel de audición que puede ser de leve a grave, se van a requerir una serie de actuaciones y requisitos que solo los centros profesionales auditivos pueden llegar a evaluar. Históricamente no prestamos atención al tema de la audición y la prevención auditiva recomendable. Siendo una responsabilidad que depende de área de sanidad,  se aleja en buena medida de puros centros de venta, más bien en centros autorizados por Conselleria de Salut en cuanto adaptación y seguimiento de los pacientes mediante instalaciones, material de evaluación y seguimiento de acuerdo a patologías y edad del paciente. Y rigurosos protocolos de atención y accesibilidad y equipamiento electroacústico sofisticado.

Centre Auditiu Menorca a Maó

Hemos cambiado de imagen y mejora de servicios. En “Centre Auditiu Menorca”, y los especialistas audiólogos que pertenecemos, apoyamos e iniciamos hace más de 20 años el concepto de “intervención audiológica centrada en la familia”. No solo en el niño, sino también en la implicación de la familia en los pacientes de avanzada edad.

En población infantil, la experiencia profesional continuada puede llegar a contribuir que los audífonos proporcionen al niño la amplificación suficiente para ayudarlo a desarrollar habilidades de comunicación. Los beneficios dependen de muchos factores incluyendo el tipo y grado de pérdida auditiva, la edad de identificación, el tipo de terapia recibida y la implicación de los padres. Siempre bajo métodos y protocolos imprescindibles de intervención basados en la evidencia.